Revista Globalización Revista Globalización  
Revista Mensual de Economía, Sociedad y Cultura - ISSN 1605-5519 -


OCTUBRE 2014

- ¿Que es el ego? Walter Ritter Ortíz
- El Peculiar Proceso de Integración Política y Militar de México - EUA Jorge Retana Yarto
- Obama va a la guerra (I) Angel Guerra Cabrera
- Vigilando a Goliath Federico Larsen
- Cómo piensa la clase dominante Raúl Zibechi
- Países afectados por intereses transnacionales crearán Observatorio del Sur sobre Inversiones y Transnacionales VTV / Mppre
- Banco del Sur, crisis global y "turbulencia" en Latinoamérica Ariel Noyola Rodríguez
- México: TPP confirma situación gravísima en materia comunicativa y mediática Aram Aharonian
- Cooperación para el desarrollo, modelo hegemónico y crisis sistémica: ¿círculo perverso? Walter Chamochumbi
- REDD: Un mecanismo controversial Gerardo Honty
- El comienzo del nuevo orden mundial: Asiacentrismo Raúl Zibechi
- China tiene motivos para festejar, pero en Hong Kong no quieren Emilio Marín
- Geopolítica de la guerra contra Siria y de la guerra contra Daesh (EI) Thierry Meyssan
- Rusia da el golpe de gracia a la Unión Europea (y al dólar) Alberto Cruz
- Segundo Encuentro Nacional de Comunidades Afectadas por el Cambio Climático Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático
- El uribismo al banquillo Federico Larsen
- ¿Quiénes son los miembros del Emirato Islámico? Thierry Meyssan
- La reforma para el campo, la resistencia y la alternativa Víctor M. Quintana S.
- Para frente ou para trás Theotonio dos Santos
- Capitalismo y conflicto global Sergio Rodríguez Gelfenstein

Artículos recomendados
Glob TV




¿Que es el ego?

Walter Ritter Ortíz

INTRODUCCION

Quizá la mejor forma de entender qué es el ego, esté dado por el siguiente relato. Se dice que conversaban un hombre sabio y un rey, el que le hace la pregunta: "¿Qué es el ego?" --"¡A quién se le ocurre, pregunta tan estúpida!" --le responde el hombre sabio; el rey sumamente molesto se dice a sí mismo: "¿Acaso esta persona, no sabe que soy el rey y que no puede contestarme de esta forma". El hombre sabio responde: --"ESTO, su forma de reaccionar, es precisamente el ego. Cuando alguien habla mal de nosotros, quizá nos sintamos más afectados de lo que la crítica merece, y siempre reaccionamos intentando defender o reforzar nuestra imagen dañada en lugar de enfrentarnos directamente a la crítica en cuestión."-- Si nuestros esfuerzos por lograr una mejor y más feliz calidad de vida generan resultados desastrosos, los viejos intentos por solucionar problemas han alcanzado los límites de la inefectividad.

En vez de buscar nuevas técnicas de cambio, continuamos aplicando la desastrosa receta de hacer más con lo mismo, un modo seguro de suicidio. El individuo no es consciente de cómo desarrolla su proceso cognitivo y esta falta de conciencia puede llevarle al caos, imponiendo su verdad como irrebatible.

La realidad puede ser casi infinitamente descompuesta y analíticamente inagotable. La mayoría de la gente no es consciente de la conexión que existe entre aquello que hace y el por qué deciden hacerlo. Es decir, desconocen qué hay detrás de sus decisiones. Y somos la personificación de las creencias y valores con los que tuvimos contacto desde que nacimos. Actuamos automáticamente a partir de estos. El resultado de nuestras acciones está directamente relacionado e influido por nuestras creencias y valores.

Los seres humanos piensan que no es suficiente ser ellos mismos. Quieren alcanzar poder, prestigio y todo lo demás en lugar de limitarse a ser simplemente seres humanos. Nunca somos aceptados como somos, todos intentan destacar nuestras fallas y debilidades; nunca se elogia lo que eres sino tu potencial futuro, si es que puedes llegar a ser alguien respetable, poderoso o famoso de una u otra forma, no un don nadie. No somos responsables de lo que somos, es la naturaleza la que nos ha hecho así. Pensamos que no valemos lo suficiente porque podemos llegar a más. Nacemos como simples semillas y crecemos hasta dar floración y frutos, sin embargo esta floración y frutos nada tiene que ver con el poder, dinero o política, que es sólo el progreso individual, donde una distracción significa encaminar mal el deseo natural de crecimiento.

El ego nos hace conscientes de nosotros mismos y de las pleitesías que deben rendirnos los demás. Poseer algo nos hace esclavos y de hecho, el objeto acaba poseyéndonos a nosotros. Los intereses creados se aprovechan de la necesidad de crecer. Este condicionamiento te enseña a competir y a compararte con los demás. Te enseña la violencia y la lucha, de que no importan los medios, que lo que importa es el fin, que el éxito es el objetivo. Nacemos con el instinto de crecer concedido por la naturaleza misma; sin embargo la sociedad desvía y cambia tus instintos naturales y hace transformarlos en utilidad social.

Ver texto completo





BUSCAR en rcci.net/globalizacion

Globalizacion - Enlaces:



 


Números anteriores


2014      2013      2012      2011      2010      2009      2008      2007      2006      2005      2004      2003      2002      2001      2000      1999      1998      1997   



Globalización: otros sitios de interés


Recursos en Información: rcci.net

La revista mensual Globalización se publica sólo en forma digital desde 1997.
Publicación fundada por Federico García Morales.
Edita: Colectivo de colaboradores de la revista editores@rcci.net



Contacto