Revista Globalización (Home page)

LAS MARAVILLOSAS CONEXIONES OCULTAS DE LA VIDA: AGROECOLOGÍA VERSUS BIOTECNOLOGÍA

Tahimí Pérez Espino, Walter Ritter Ortiz, Alfredo Ramos Vazquez, Juan Suarez, Sánchez.
Irlanda35@hotmail.com

RESUMEN

En la tarea de conocer y controlar los secretos de la vida así como en la de desarrollar las capacidades técnicas que nos abran las enormes posibilidades existentes para la construcción de comunidades más sanas, dedicadas al desarrollo de nuestro crecimiento social, intelectual y espiritual, la biotecnología y la agroecología se hayan enfrascadas en una controversia que cada día crece más. Donde ante la presente prepotencia de los intereses económicos y frente a los intereses y posibles afectaciones de la sociedad y la naturaleza, resulta indispensable contar con la información que pueda contribuir a la concientización y toma de posición informada, sobre un tema que sin duda, afecta y afectará a nuestra relación con la naturaleza, con nuestras vidas y más aún, afectará a nuestros descendientes.

Podemos observar que hasta la fecha, hemos utilizado mal este conocimiento y esta capacidad técnica aplicándola en múltiples y terribles formas, estando aún por demostrarse si existe la suficiente humildad y madurez moral como para aceptar un cambio de rumbo al utilizar con sabiduría estos poderes recientemente adquiridos.

La biotecnología es una herramienta que puede ser contemplada desde muchas perspectivas, ya que tiene el potencial de aportar beneficios y riesgos, que requiere de salvaguardas y de nuevos reglamentos y leyes y de que está expuesta a los abusos.

En el estado actual en que se encuentra la ingeniería genética, los genetístas no están en condiciones de controlar lo que sucede en el organismo.

El procedimiento de clonación practicado en la actualidad se basa mucho màs en la prueba y el error que en la comprensión de los procesos biológicos inminentes

Existen fuertes indicaciones de que la aplicación masiva de cultivos transgénicos no sòlo no conseguirán resolver el problema del hambre, sino que, por el contrario podría perpetuarlo incluso agravarlo, es decir, que las plantaciones genéticamente modificadas están creando las precondiciones clásicas para la miseria y el hambre, dándose actualmente la peores opciones posibles para la seguridad alimentaría.

La tecnología química y transgénica, van a continuar arruinando el suelo, perpetuando la injusticia social y poniendo en peligro el equilibrio ecológico de nuestro medio natural.

Tenemos la necesidad de ir más allá de los genes y centrar nuestra atención en la compleja organización de la célula como un todo y adoptar una perspectiva de sistema complejo no lineal y epigenética más amplia.

La agroecología no tan solo incrementa la producción y proporciona beneficios ecológicos sino también prestigia a los agricultores.

La motivación subyacente en la ingeniería genética no es ya el avance científico, la lucha contra las enfermedades o la eliminación del hambre de la faz del globo, lo que interesa a las empresas es tan solo la carrera por asegurarse unos beneficios económicos sin precedentes .

INTRODUCCIÓN.

Estamos comprometidos en un acto de creación y estamos embarcados en lo que podría ser el cambio más profundo en la historia de la humanidad. Contamos con la capacidad para eliminar de la superficie de la Tierra las necesidades y las privaciones cotidianas, así como para obtener la libertad que nos permita dedicar una mayor parte de nuestro tiempo y de nuestras energías a actividades más enriquecedoras que la simple lucha por la supervivencia, capacidades así también para restablecer nuestro equilibrio con la naturaleza.

Hablar de una industria de la vida como las nuevas industrias biotecnológicas se hacen llamar resulta irónico e irreal. Mas bien se trata de la industria de la muerte, que sentencia no tan solo a miles de formas de vida que están siendo amenazadas por las alteraciones genéticas, sino que también esta en riesgo la reproducción misma de la especie humana en su conjunto a través de las mencionadas formas de dominio de la producción o se hace común el uso de los “logros”de la ingeniería genética, alterando peligrosamente, y no se sabe en que medida, la composición orgánica de nuestros propios cuerpos.

El caso es que las aplicaciones biotecnológicas más importantes, vienen jugándosela entre una serie de riesgos ambientales reales, conocidos y desconocidos, pero además también están reestructurando las relaciones sociales de producción a nivel mundial y de los propios capitales internacionales.

Ello es claro al revisar el caso de la industria de la semillas modificadas genéticamente, en donde, por un lado gracias a mecanismos genéticos se puede cancelar la milenaria costumbre de guardar las semillas para el ciclo siguiente, al instruir al código genético para que produzca semillas estériles para la reproducción. De esta manera los campesinos del mundo se ven forzados a comprar en cada ciclo productivo las semillas diseñadas por tales empresas. Pero por otro lado, se reconfigura la composición y dimensión de los capitales hegemónicos que controlan el mercado mundial de semillas y ahí el de gran parte de los alimentos.

La distribución global de semillas transgénicas, reduce la diversidad de los alimentos producidos en el mundo e incrementa los costos para los agricultores y ganaderos, pagando de forma permanente derechos a los propietarios de las patentes y haciendo que todos dependamos de unas pocas corporaciones gigantescas para obtener estos productos básicos. De ésta forma la biotecnología, potencia la transferencia de valiosos recursos de los países pobres a los países ricos.

Ghandi solía decir que el verdadero conocimiento es el que nos hace humildes por lo que desde una comprensión cada vez mas profunda de la realidad y de lo mucho que desconocemos debemos postular un cambio de rumbo hacia la humildad , nos encontramos ante una crisis de percepción que requiere un cambio de modelo basado en una visión holística y ecológica del mundo y desde una amplia base que incluya el pensamiento sistémico aplicado.

Para esta tarea podemos aprender mucho de los ecosistemas, verdaderas comunidades sostenibles de plantas, animales y microorganismos ,entendiendo primero los principios básicos de la ecología, lo que significa comprender los principios de organización de las comunidades ecológicas y utilizar dichos principios para crear comunidades humanas sostenibles revitalizando nuestros sistemas de modo que los principios de ecología se manifiesten en ellas como principios de educación, empresa y política .

La supervivencia de la humanidad dependerá de nuestra alfabetización ecológica, de nuestra capacidad de comprender estos principios de ecología y vivirlos en consecuencia. Y del desarrollo de capacidades sociales de lucha por la conservación.

La semilla de la destrucción de Occidente empieza a germinar a partir del predominio de los aspectos económicos, que impone sus prioridades a toda una civilización, coloca a su servicio al técnico y al científico, genera la corrupción y pone en peligro la supervivencia de toda una especie, envolviendo al mundo en una tupida red de intereses puramente económicos, que van más allá y por encima de toda consideración humanística, ética, ecológica y política.

Nada hay más irracional que precipitarse con la mayor eficiencia en la dirección equivocada. Ya que además cuando nuestros objetivos no son elevados, nuestros problemas podrán no ser difíciles, pero seguramente que si serán absurdos.

CREATIVIDAD EVOLUTIVA, RITMOS Y CATASTROFES UNIVERSALES; VALORES INTRÍNSECOS DE LA NATURALEZA.

Cuando contemplamos el entorno natural que nos rodea, vemos que el cambio, la adaptación y la creatividad son constantes. Estimulada así también por la selección natural, la red planetaria de la vida crece en tamaño y complejidad hacia formas de diversidad cada vez mayor.

La evolución muestra cómo los principales grupos de animales emergen y se ramifican a partir de un solo tronco submarino de antepasados monocelulares, donde la vida no tan sólo empezó en el agua, sino que también la mayoría de los organismos actuales siguen siendo acuáticos. Estos organismos marinos constituyen repertorios vivientes de estrategias de supervivencia, y el conocimiento de las herramientas que utilizan para superar los retos de la vida pueden ser de incalculable valor para nosotros.

Identificando así mismo las tres vías principales de evolución: mutación, intercambio de genes, y simbiosis, a través de las cuales la vida se ha venido desarrollando su creatividad a lo largo de tres mil millones de años; desde los antepasados bacterianos universales hasta la emergencia de seres humanos, sin que en ningún momento se quebrara el patrón fundamental de sus redes autogenéticas.

Este escenario de equilibrios que se rompe bruscamente indica que las transiciones repentinas tuvieron que ser causadas por mecanismos muy distintos de las mutaciones aleatorias, así como que en dicho escenario la creación de dichas especies por medio de la simbiosis parece haber tenido un papel crucial, actuando como fogonazos de relámpagos evolutivos.

Los registros fósiles demuestran claramente que a lo largo de la historia de la evolución, han existido dilatados periodos de estabilidad caracterizados por escasas variaciones genéticas y sacudidos por súbitas y espectaculares transiciones, Ritter el al (2002).

La repetida ocurrencia de catástrofes, seguidas de intensos periodos de crecimiento e innovación, constituye otro patrón sorprendente de la historia de la evolución .

La catástrofe planetaria que borro a los dinosaurios de la faz de la tierra abrió el camino a la evolución de los primeros primates y con el tiempo de la especie humana.

El hombre a su vez también ha ejercido sus propios impactos en el curso de la evolución al transportar animales y plantas de un continente a otro , introduciéndolos donde no existían y haciendo que proliferarán hasta convertirse en plagas que desplazaron o eliminaron a las especies autóctonas.

LAS PRIMERAS BIOTECNOLOGÍAS ESENCIALES DE LA VIDA Y LOS BIODISEÑOS DE LA NATURALEZA

La vida se originó sobre la Tierra como resultado de una secuencia de acontecimientos químicos y físicos sujeto a leyes, así como de la dinámica no lineal de los sistemas complejos.

Durante los primeros dos mil millones de años de evolución biológica las bacterias y otros microorganismos fueron las únicas formas de vida sobre el planeta, transformando sin cesar la superficie y la atmósfera de la Tierra y estableciendo los bucles globales de retroalimentación necesarios para la autorregulación del sistema.

Al hacerlo, inventaron la totalidad de las biotecnologías esenciales para la vida, que incluyen la fermentación, la fotosíntesis, la fijación del nitrógeno, la respiración y otros.

Por lo que a tales procesos vitales se refiere, la red bacteriana ha constituido sin duda, la principal fuente de creatividad evolutiva, impulsada por la creatividad inherente a todos los sistemas vivos, y expresada a través de las vías de la mutación, el intercambio de genes y la simbiosis.

Actividades humanas tradicionales como la manufactura de productos lácteos, pan, vino, alteración genética mediante reproducción selectiva, clonación de plantas por injerto, utilización de productos microbianos en la fermentación y otros similares, no son considerados en la acepción moderna como partes de la nueva biotecnología.

Sin embargo, sì quedarían incluidos en la emergencia de la década pasada, una plétora de nuevos virus con resistencias a los antibióticos que podría muy bien estar directamente relacionadas con las aplicaciones comerciales a gran escala de la biotecnología durante el mismo periodo.

Podemos concebir una clase radicalmente distinta de biotecnología, que comenzaría con el deseo de aprender de la naturaleza en lugar de pretender controlarla, de utilizarla como mentor en lugar de cómo mera fuente de materias primas. Lo cual no implicaría ya la modificación genética de organismos vivos, sino el uso de la ingeniería genética para comprender los sutiles diseños de la naturaleza a fin de utilizarlos como modelos para nuevas tecnologías, integrando el conocimiento ecológico y aprender de plantas, animales y microorganismos el modo de producir fibras, plásticos y compuestos químicos no tóxicos, biodegradables y sujetos a reciclado continuo. Todo lo cual constituye un reto ya que desconocemos todavía cómo ha desarrollado la naturaleza, a lo largo de miles de millones de años de evolución, unas tecnologías infinitamente superiores a cualquier diseño humano

LO QUE BIOTECNOLOGÍA SABE SOBRE LAS CONEXIONES OCULTAS DE LA VIDA: BACTERIAS, ENZIMAS Y REDES CELULARES

La nueva biotecnología de la ingeniería genética es un conjunto de técnicas para aislar, modificar, multiplicar y recombinar genes de distintos organismos, lo que permite a los científicos transferir genes entre especies que nunca se habrían hibridado de forma natural para crear de este modo organismos transgénicos .

Los biotecnologos tienden a ver el organismo vivo como un mero montón de genes, totalmente pasivo, sujeto a mutaciones aleatorias y a las fuerzas selectivas del entorno, sobre las cuales carece de cualquier control.

Tanto los problemas en la comprensión de la relación entre genes y enfermedad como la utilización de la clonación en investigación médica y las aplicaciones de la biotecnología a la agricultura tienen sus raíces en el estrecho marco conceptual del determinismo genético.

Los genes tienen habitualmente múltiples efectos y dependen de su entorno genético y celular como un todo, cambiando cuando los genes son introducidos en un nuevo ambiente donde efectos indeseables suprimidos en una especie vuelven a expresarse cuando es transferido a otra.

EL ADN hace ARN, y el ARN hace proteínas y las proteínas nos hacen a nosotros, sin embargo la dinámica celular puede conducir tanto a la emergencia de numerosas proteínas a partir de un gen como de diversas funciones para una misma proteína, todo lo cual dista mucho de la cadena lineal de causa y efecto que postula el dogma central de la biotecnología.

Las bacterias en cuanto a sistemas vivos más simples y la célula viva definida como una red metabólica delimitada por una membrana, autogenética y organizativamente cerrada, involucra diversos tipos de macromoléculas de gran complejidad: proteínas estructurales; enzimas, que actúan como catalizadores metabólicos; mensajeros en la transmisión de la información genética (ADN) y almacenes de esta información (ARN) responsables de la autorreplicación de la célula.

La red celular es material y energéticamente abierta y utiliza un flujo constante de materia y energía para reproducirse, regenerarse y perpetuarse, funcionando lejos del equilibrio, allí donde pueden emerger espontáneamente nuevas estructuras y nuevas formas de orden, lo que permite el desarrollo y la evolución.

La totalidad de los procesos biológicos que implican a los genes está regulada por la red celular en la que el genoma está inmerso. Esta red es altamente no lineal y contiene múltiples bucles de retroalimentación, de modo que los patrones de actividad genética cambian constantemente en respuesta a las diversas circunstancias.

Los descubrimientos mas recientes demuestran claramente que la estabilidad genética no es inherente a la estructura del ADN, sino que constituye una propiedad emergente, resultado de la compleja dinámica de toda la red celular .

Los nuevos descubrimientos en genética obligarán a los biólogos a adoptar la visión, radicalmente distinta de que las mutaciones son activamente generadas y reguladas por la red epigenética de la célula, así como de que la evolución es parte integrante de la autoorganización de los sistemas vivos.

LA AGROECOLOGÍA Y EL ENFOQUE SISTÉMICO, EN LA DINÁMICA NO LINEAL DE LAS REDES VIVAS DE LOS SISTEMAS COMPLEJOS

El concepto de que en última instancia la vida no es más que una cuestión de moléculas se trata de una perspectiva peligrosamente reduccionista.

Para explicar los fenómenos biológicos también debemos tomar en consideración la compleja dinámica no lineal de las redes vivas, es decir que para tener una comprensión plena de los fenómenos biológicos solo lo podremos lograr si puede darse que se contemplen desde la perspectiva de la interrelación de tres niveles diferentes de descripción: el de la biología del fenómeno observado, el de las leyes de la física y la química y el de la dinámica no lineal de los sistemas complejos .

Puesto que la mayoría de los científicos están acostumbrados a trabajar con modelos lineales, se muestran a menudo reticentes a adoptar el marco no lineal de esa teoría, por lo que le resulta difícil apreciar plenamente las implicaciones de la dinámica no lineal y esta es particularmente la situación para el caso de lo relativo al fenómeno de la emergencia donde la emergencia tiene como resultado innovar, y lo nuevo es a menudo cualitativamente diferente de los fenómenos del que emergió.

En lugar de quedar limitados a la contemplación de un lento proceso dependiente de una variación genética aleatoria, es decir ciega, tenemos ahora libertad para especular en términos moleculares realistas acerca de la rápida reestructuración del genoma guiada por redes biológicas de retroalimentación .

Considerados en conjunto, los avances en genética y microbiología equivalen a un cambio espectacular en la teoría de la evolución: del énfasis sobre azar y necesidad se pasa a una visión sistémica que contempla el cambio evolutivo como una manifestación mas de la autoorganización de la vida .

La estabilidad de los genes no es una propiedad intrínseca de la molécula de ADN sino que emerge de una compleja dinámica de procesos celulares

La estabilidad del desarrollo algo misterioso desde el punto de vista del determinismo genético, es reconocida como la consecuencia de una propiedad muy básica de los sistemas no lineales complejos.

Hemos empezado a darnos cuenta de que todos los procesos biológicos que implican a los genes están regulados por las redes celulares en las que se hallan inmersos los genomas, así como de que los patrones de la actividad genética cambian continuamente en respuesta a los cambios en el entorno celular, pasamos de las estructuras genéticas a las redes metabólicas, de las que todavía sabemos muy poco de su compleja dinámica.

SISTEMAS VIVOS, EMERGENCIA, FORMA, ESTRUCTURA Y PROCESOS DE LA VISIÓN SISTÉMICA

Al mirar el mundo que nos rodea, nos percatamos de que no hemos sido arrojados al caos y la aleatoriedad, sino que formamos parte de un orden superior y de la gran sinfonía de la vida; donde la percepción fundamental consiste en una profunda sensación de unidad, un sentido de pertenencia al universo como un todo. Lo cual queda plenamente confirmado por la nueva visión científica de la vida, al comprender cómo se hunden las raíces de la vida en la física y la química y de cómo se inició el desarrollo de la complejidad mucho antes de la formación de las primeras células vivas así de cómo ha ido evolucionando durante miles de millones de años.

Sirviéndose de los mismos patrones y procesos, nos damos cuenta de cuán inmersos estamos en la trama de la vida.

Con el resto del mundo vivo no compartimos únicamente las moléculas de la vida, sino también sus principios básicos de organización .

El metabolismo de una célula consiste en una red (forma ) de reacciones químicas (proceso) que implica la producción de los componentes de la célula (materia) y que responde a través de cambios estructurales autodirigidos (proceso), a perturbaciones del entorno.

De forma parecida, el fenómeno de la emergencia es un proceso característico de las estructuras disipativas (materia) que implica numerosos bucles de retroalimentación.

Centrar la atención en las estructuras materiales y en las fuerzas que la unen, así como contemplar los patrones de organización resultantes de esas fuerzas como fenómenos emergentes secundarios, ha sido muy efectivo en física y química, pero, cuando se trata de sistemas vivos, ese planteamiento no resulta ya adecuado.

El metabolismo celular, característica fundamental que diferencia a los sistemas vivos de los no vivos, no es una propiedad de la materia sino un patrón especifico de relaciones entre procesos químicos. Pero aunque sus características esenciales de organización complejidad, procesos, etc sean inmateriales, la vida no esta disociada de la materia,

La característica de un sistema vivo no consiste en la presencia de determinadas macromoléculas, sino en la existencia de una red autogenética de procesos metabólicos .

Las tres perspectivas de la naturaleza de los sistemas vivos antes mencionadas corresponden al estudio de la forma o patrón de organización, de la materia o estructura material y del proceso.

Desde la perspectiva de la forma , descubrimos que sus patrones de organización son los de una red autogenética , desde la perspectiva de la materia de un sistema vivo es una estructura disipativa, es decir, un sistema abierto que opera lejos del equilibrio térmico, y desde la perspectiva del proceso, los sistemas vivos son sistemas cognitivos donde dichos procesos están íntimamente ligados al patrón de autopoiesis (que se hace así mismo), Maturana (1987).

Los principios de organización de los ecosistemas, que constituyen la base de la sustentabilidad son idénticos a los de todo sistema vivo. Donde éstos, responden autónomamente a las perturbaciones del entorno con cambios estructurales. El sistema vivo no tan solo especifíca sus cambios estructurales, sino que también identifica que perturbaciones del entorno van a activar esos cambios, el sistema vivo mantiene la libertad de decidir a que debe prestar atención y que es lo que lo va a perturbar, es decir que los sistemas vivos eligen siempre a que responder y qué ignorar.

Mediante sus respuestas creativas las redes vivas dentro de la organización generan y comunican significado y subrayan su libertad para recrearse continuamente a sí mismas. Los biólogos y ecólogos han comenzado a cambiar sus metáforas de jerarquías a redes y han llegado a percatarse de que la asociación es una de las características principales de la vida.

Los procesos de la vida incluyen, ante todo, la emergencia espontánea de nuevo orden, característica que constituye la base de la creatividad inherente a cualquier forma de vida.

La emergencia desemboca en la creación de novedad, esta generación constante de novedad, el llamado avance creativo de la naturaleza, según Whitehead ( 19 ), constituye una propiedad clave de todo sistema vivo.

El proceso de emergencia es absolutamente no lineal, e implica múltiples bucles de retroalimentación, no puede ser analizado por medio de nuestras formas convencionales de razonamiento lineal, y tendemos a experimentarlo como algo misterioso.

La creatividad de la vida se expresa a través del proceso de emergencia, sin embargo en la naturaleza no hay intención o propósito lo que no significa que la vida sea meramente aleatoria y carente de sentido, la comprensión sistémica de la vida reconoce el orden que todo lo impregna, la autoorganización y la inteligencia que el mundo vivo manifiesta .

Las estructuras emergentes aportan novedad, creatividad y flexibilidad, son adaptables y capaces de cambiar y de evolucionar

¿ MODIFICAR LA NATURALEZA O MODIFICAR NUESTROS OBJE TIVOS PARA CONFORMARNOS A ELLA?.

Los anuncios de la biotectonologia nos muestran un mundo feliz en el que la naturaleza será por fin sometida al control humano. Sus plantas se convertirán en artículos genéticamente diseñados, hechos a medida de las necesidades del usuario. Las nuevas variedades serán resistentes a la sequía, los insectos y las malas hierbas. La agricultura no dependerá ya de la química y por ende, respetará el medio ambiente. Los alimentos serán mejores y mas seguros que nunca y el hambre desaparecerá por fin de la faz de la tierra.

Se trata de presentar a la ingeniería genética como una tecnología humana dedicada a alimentar a la gente más y mejor. Nada más lejos de la realidad, ya este argumento está basado en dos premisas falsas. La primera es de que el hambre en el mundo se debe a la escasez de alimento, y la segunda de que la ingeniería genética constituye el único modo posible de incrementar la producción alimentaría.

Existen datos pormenorizados que demuestran que la característica que mejor describe la producción actual de alimentos no es la escasez, sino la abundancia. Las causas del hambre en el mundo no tienen nada que ver con la producción de alimentos, sino con la pobreza, desigualdades, falta de acceso a los alimentos y a la tierra . En síntesis, el problema del hambre en el mundo no es técnico sino político.

Es bien sabido que la agricultura química no ha ayudado ni a los agricultores ni a la tierra ni a los consumidores.

Victimas de la revolución verde en el mundo entero gran numero de personas han abandonado las zonas rurales y han ido a engrosar las masas de desempleados urbanos. El equilibrio de los procesos ecológicos del suelo quedaba trastocado, su nivel de materia orgánica disminuía y en consecuencia, menguaba su capacidad de retener humedad: pérdida de humus, sequedad, esterilidad, erosión por viento y agua , etc., que junto con el uso excesivo de agroquímicos tuvo como resultados un aumento tremendo de plagas y enfermedades que los agricultores trataban de contrarrestar con dosis mas elevadas de pesticidas en un circulo vicioso de agotamiento y destrucción y la consiguiente contaminación de acuíferos y alimentos.

La agricultura orgánica , ecológica y sostenible o agroecologia consiste en tecnologías para el incremento de las cosechas , el control de las plagas y el mantenimiento del suelo, que no se basa en la química o la biotecnología, sino en el conocimiento ecológico, que saben que un suelo fértil es un suelo vivo, que contiene miles de millones de organismos en cada centímetro cúbico, que saben que se trata de un sistema complejo en el que las sustancias esenciales para la vida circulan en ciclos, y que la energía solar es el combustible natural que alimenta esos ciclos ecológicos , en los que son necesarios organismos vivos de todos los tamaños para sostener el sistema y mantenerlo en equilibrio.

La agroecologia preserva y sostiene los grandes ciclos ecológicos al integrar sus procesos biológicos en los de producción de alimentos, contribuyendo a la absorción del bióxido de carbono atmosférico y por consiguiente a la reducción del cambio climático. La empresa utiliza mano de obra intensiva y esta orientada a la comunidad, crían animales para apoyar en su fertilidad al suelo de los ecosistemas, utilizan la rotación de cultivos, cultivos mixtos, estiércol y composta, terrazas, cultivos hidropónicos, etc., arrojando resultados espectaculares en zona previamente agotadas y abandonadas por su incapacidad para el cultivo.

La tendencia a crear grandes mercados para un solo producto reduce la biodiversidad con lo que disminuye la seguridad alimentaría y se incrementa la vulnerabilidad de los cultivos ante enfermedades, plagas de insectos y malas hiervas donde los sistemas tradicionales de diversidad de cultivos y alimentos de los países en desarrollo están siendo rápidamente desbancados por monocultivos que llevan a innumerables especies a la extinción y crean nuevos problemas de salud a las poblaciones rurales: desarrollo de tumores, atrofia del hígado y retracción del cerebro en ratas que consumieron papas transgénicas. Desarrollo de cabezas monstruosas, incapacidad de respirar y alimentarse en salmones. Ulceras, ceguera e impotencia en cerdos. Flatulencia, diarrea, debilidad en rodillas y patas y ovarios quísticos en vacas y su leche relacionada con cánceres de mama y de estomago humanos.

El caso de las “vacas locas”, es uno de los ejemplos más notorios de biotecnología fuera de control con prácticas antinaturales al tratar de convertir en caníbal a un rumiante vegetariano. No parece que haya muchos motivos para incrementar los riesgos de esa terrible enfermedad, simplemente para favorecer a una biotecnología que ni siquiera necesitamos, sobre todo sabiendo que los granjeros estadounidenses llevan cincuenta años produciendo más leche de la que el mercado es capaz de consumir.

El ochenta por ciento de las superficies plantadas con variedades genéticamente modificadas lo está con plantas resistentes a herbicidas que producen las mismas empresas y un veinte por ciento restante son denominadas resistentes a insectos como lo es la bacteria conocida como Bt, cuyos genes productores de toxinas han sido incorporados a algodón, maíz, papa y manzanas entre otros. Encontrándose que no existe una diferencia sustancial en el uso de insecticidas entre las plantaciones Bt y las no Bt, y en donde se sabe que las Bt destruyen muchos de los insectos que son beneficiosos para el ecosistema y perjudican al suelo al acumular toxinas que acaban con los microorganismos que son la base de un ecosistema de suelo sano. Además de los llamados “efectos colaterales inesperados” observados en algodón y jitomate que dieron lugar a numerosos pleitos interpuestos por agricultores a la empresa Monsanto.

La posición de la industria biotecnológica es contradictoria ya que por una parte proclama que sus productos son equivalentes a los tradicionales y por lo mismo no necesitan una verificación ni un etiquetado específico, y por otra parte , insiste en que son novedosos y, por lo tanto pueden ser patentados. Negando con este mito de la “equivalencia sustancial” el derecho de la ciudadanía a decidir sobre su propia seguridad e integridad física.

En palabras de Kant; Existe un dios porque la naturaleza misma aún en condiciones de caos no puede manifestarse más que como de una manera regular y ordenada.

OTROS ASPECTOS QUE VIENEN AL CASO: LA NUEVA ECONOMÍA, COMPLEJIDAD Y TURBULENCIA

El proceso de globalización económica fue deliberadamente diseñado por los principales países capitalistas, las mayores corporaciones transnacionales e instituciones financieras creadas para ese propósito.

Una vez que las redes financieras globales alcanzaron cierto grado de complejidad, sus interconexiones no lineales comenzaron a generar rápidos bucles de retroalimentación que dieron pie a la emergencia de numerosos fenómenos insospechados.

Como resultado de todo ello, la nueva economía es tan compleja y turbulenta que desafía cualquier análisis en términos económicos convencionales.

El nuevo capitalismo, que constituye una de las fuerzas motrices de la globalización, es , hasta cierto punto, un misterio. Todavía no acabamos de comprender del todo como funciona ya que los flujos financieros no siguen ninguna lógica, sin embargo los recientes colapsos de los mercados financieros han arrojado a cerca del cuarenta por ciento de la población mundial al abismo de una profunda recesión económica, donde los países en desarrollo han sido el blanco preferido para los especuladores del casino global contribuyendo de manera significativa a la incapacidad de los gobiernos para controlar eficazmente la política económica.

El poder económico real ha sido transferido a las redes financieras globales, y toda corporación depende de lo que suceda en esas complejas redes, que nadie controla. su creatividad, adaptabilidad y capacidades cognitivas recuerda a las ya mencionadas redes vivas, sin presentar la estabilidad que constituyen una propiedad clave de la vida y por esta razón todo el sistema gira de manera enloquecida, fuera de cualquier posibilidad de control, pero hay demasiadas cosas en juego para que el capital especulativo y los vaivenes de las divisas determinen el destino de la economía mundial.

La nueva economía ha enriquecido, a una élite de especuladores financieros, empresarios y profesionales de las altas tecnologías, pero a nivel general, sus impactos sociales y económicos han sido desastrosos. La nueva economía no alivia la pobreza ni la exclusión social, sino que por el contrario, las exacerba, ignorando además los costos medioambientales.

En la mayor parte de los países del tercer mundo, los contaminantes agrícolas e industriales han contaminado sus principales ríos , quedando el agua no tan sólo desprovista de peces, y ha perdido toda posibilidad de uso para el consumo humano sino que es literalmente inflamable.

En Taiwán la tasa de cáncer se ha duplicado y la de la hepatitis es de las más altas del mundo. Sin embargo su nueva riqueza no la puede utilizar para empezar a limpiar su entorno ya que la competitividad de la economía global es tan feroz que en lugar de endurecer las normas de protección ambiental, éstas se suprimen para reducir los costos de producción industrial.

El desmantelamiento de la producción local para propiciar las exportaciones e importaciones, hace que los alimentos viajen enormes distancias antes de llegar al consumidor lo que provoca un tremendo estrés sobre el medio ambiente, donde el incremento del volumen de transporte contamina aún más el aire y provoca vertidos frecuentes de petróleo y otros productos químicos por lo que la contribución de los alimentos no locales al cambio climático es entre seis y doce veces superior a la de los alimentos cultivados y consumidos localmente.

En palabras de Vedanta Shiva, el efecto neto es que los recursos van de los pobres a los ricos, mientras que la contaminación va de los ricos a los pobres.

La destrucción del medio natural en el tercer mundo va de la mano del desmantelamiento de los medios de vida tradicionales, en gran medida autosuficientes, olvidándose además de advertir que el estilo moderno de vida de consumo ilimitado es insostenible y no todo mundo podrá tener acceso a éste, ya que si así se tratara de hacer el daño medio ambiental provocado sería doscientas veinte veces mayor que la actual, lo que tendría consecuencias inimaginables.

¿Será que no hay modo de proteger el medio ambiente dentro del contexto de una economía de libre comercio?.

El capitalismo global, en su presente modalidad es insostenible y necesita ser rediseñado desde sus raíces, ya que además de ser económicamente inestable, es ecológica y socialmente insostenible, por lo que debemos estar preocupados por su naturaleza y potencial altamente volátil y autodestructivo.

BIBLIOGRAFÍA

Altieri, Miguel (1995) Agroecology, Westview, Boulder, Colorado.
Baltimore, David (2001) Our genome unveiled, Nature.
Brown, Lester ( 1981) Building a Sustainable Society, Norton NY.
Capra, Fritjof (1982) The Turning Point, Simon & Schuster, NY.
Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo (1987), Our Common Future, Oxford University Press, NY.
Ho, Mae-Wan(1998a) Genetic Engineering-Dream or Nightmare?, Gateway Books, Bath.
Margulis, Lynn (1998a) Symbiotic Planet, Basic Books, NY.
Maturana, Humberto y Francisco Varela (1987) The Tree of Knowledge, Shambhada, Boston.
Ritter O.W.,
Shiva, Vandana (2000) The world on the Edge, en Hutton y Giddens.
Steinbrecher, Ricarda (1998) What is Wrong With Nature?, Resurgence.
Stewart, Ian (1998) Life`s Other Secret. John Wiley.
Tokar, Brian (2001) Redesigning Life?, Zed, NY.
Volcker, Paul (2000) The sea of Global Finance, en Hutton y Giddens.

(Volver a página inicial)